El Partido Demócrata ha nominado formalmente al exvicepresidente de EEUU, Joe Biden, como su candidato presidencial durante la Convención de este martes. Biden ha agradecido a todos los que votaron por su candidatura y ha declarado que «es un honor» para él aceptar la nominación.

La Convención Nacional Demócrata se ha celebrado de forma virtual debido a la pandemia del coronavirus, y la nominación de Biden era de esperar. Para el propio exvicepresidente ha sido un momento clave en su carrera: había buscado la presidencia en dos ocasiones anteriores y ahora se ha consolidado como la encarnación del desesperado deseo de los demócratas de derrotar al presidente Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Biden lidera por 7,6 puntos a nivel nacional en el promedio de la encuesta de RealClearPolitics y también supera por varios puntos a su rival republicano en los estados de Ohio, Míchigan, Nevada, Wisconsin, Minesota, Florida, Pensilvania y Arizona.

El candidato demócrata de 77 años trataba de demostrar la amplitud de su coalición por segunda noche consecutiva, apoyándose tanto en los miembros más reconocidos de su partido como en las caras más frescas, para mostrar que tiene la experiencia y energía para tomar las riendas del país e impulsar los cambios después del Gobierno de Trump.

El expresidente Bill Clinton, el exsecretario de Estado John Kerry, y el exsecretario de Estado republicano Colin Powell se encontraban entre las grandes figuras de un programa que hacía hincapié en que el liderazgo importa. El expresidente Jimmy Carter, de 95 años, también hizo su aparición.

«Donald Trump dice que estamos liderando el mundo. Somos la única gran economía industrial que ha triplicado su tasa de desempleo», afirmó Clinton. «En un momento como este, el Despacho Oval debería ser un centro de mando. En cambio, es el centro de una tormenta. Solo hay caos», sostuvo.