Calzar en los zapatos de MADURO

Por: Julio Ramos

Atentados terroristas, guarimbas, saboteos, bloqueos económicos, persecución financiera, atentado entre otros, todo esto enfrentó y enfrenta el Presidente Nicolás Maduro Moros, ante una oposición antipatriota y arrastrada que luce cada vez más disminuida, cercada por la incredulidad y el rechazo de un sector oposicionista que ya no cree en ellos, ya que se burlaron de la buena fe y además llenaron sus bolsillos a coste de promesas incumplidas. 

Año 2018, los cielos de Caracas, se estremecieron con la explosión  de un Dron a partir de allí los medios internacionales y locales intentaron minimizar la acción terrorista, todo ocurrió en cadena nacional ante la mirada de miles de personas que se encontraban en el lugar entre ellos mujeres y niños. 

Sin duda al presidente Nicolás Maduro, le toco la difícil tarea de seguir piloteando la nave del socialismo y que aún mantiene su rumbo estoico como pocos, con valentía y siempre con el mensaje de perseverancia y constancia que lo caracteriza, una nuevas elecciones se avecinan, y el fantasma d la promesa incumplida de la última cola de  una oposición que se manoseaba las manos con el poder quedó ciega y se obsesionaron con tumbar a Maduro, acciones que los llevaron a cavar su propia tumba. 

Grandes retos afronta la revolución bolivariana, ahora bajo los ataques despiadados y criminales por parte de los EEUU, y una oposición que pretende mandar desde la distancia en un gobierno que solo lo creen ellos y sus acólitos llenos de odio y sed de venganza, esta triste historia no debe repetirse y quedará en la historia escritos para el análisis de los futuros estudiantes de leyes, analizar esta aberrante realidad. 

Hoy la Patria de Bolívar se ve nuevamente sometida a los poderes imperiales, su pecado levantar la voz en contra de las injusticias del mundo y señalar al gran asesino de niños, ancianos y mujeres de Medio Oriente y otras latitudes del mundo que osan ser independientes, el pecado tener petróleo y riquezas minerales. 

Algunos analistas como Default, Hamilton, Macline y fundamentalmente han venido denunciando que ya el capitalismo ha entrado desde 1973 en una crisis estructural, existencial, de allí que se haya hecho por demás de evidente las diferentes empresas que ha estado llevando adelante el principal país capitalista del mundo –EE.UU) en procura de reflotar su proyecto histórico. 

Ya es una realidad que las reservas petroleras norteamericanas apenas si le alcanzan para uno 10 años. Y es que las mismas no soportan el nivel de consumo de este país, es decir 20 millones de barriles diarios cuando su capacidad de producción diaria apenas alcanza unos 6 millones de barriles diarios. 

Frente a la crisis interna del capitalismo norteamericano, al mismo no le queda otra cosa que inventarse una GUERRA, que permita de alguna manera hacerse del petróleo que requiere su sistema derrochador de desarrollo. A costa de la muerte el fin justifica los medios. 

Las elecciones del dia 6-D, marcaran un rumbo distinto ya que en la conciencia del pueblo esta la respuesta si sigue los caminos del socialismo o s entrega a sus verdugos, que hoy la someten para tratar de subvertir y arrodillas mediante el bloqueo y la guerra económica, mientras esto sucede un sujeto desde una cómoda silla con aire acondicionado , tal vez desde su teléfono inteligente, asesta duros golpes a la economía mediante el alza del dólar y al parecer tiene quien lo secunda desde Venezuela, ,ya que la cotizaciones del dólar oficial y el criminal siempre andan juntos. Preguntas sin respuesta oficial… 

El bloqueo económico y financiero deja sus huelas marcadas, algunos hablan de más de 50 mil muertos a causa del bloque criminal, mientras todo eso sucede los que fomentaron las sanciones viven cómodos en el exterior pagados y subvencionados por el gobierno de los EEUU. Esa es la oposición que no se merece ningún opositor que diga llamarse venezolano. 

Mientras esto sucede se levante un nuevo polo de la derecha que dice defender los intereses de la patria y que rechaza cualquier intervención, esperemos si con el tiempo sus palabras es cónsona con los hechos, por otro lado sale a flote una nueva alternativa, que ahora pretende levantar las banderas de la revolución, tratando de recoger el descontento generado por circunstancias derivadas de la situación económica fomentada para generar descontento. Creen pescar en rio revuelto y al parecer la última petición de Chávez, llamando a la unidad le entró por un oído y les salió por el otro. Se fueron para hacer tienda aparte, a mi criterio será el debacle de todos ellos. 

Ante todo este escenario salir a votar es la opción, de quienes creemos en los cambios, en quienes creemos que aún tenemos a un Chávez, vivo en el corazón del Pueblo, quienes creemos en la justicia social, y la emancipación de los pueblos, votar es la demostración más fehaciente que la Patria de Bolívar, sigue en la lucha y que no derrotarán al pueblo que fue capaz junto a Bolívar de llevar la libertad a un continente. !Venceremos!.

julioramos71@gmail.com