Oficiales del Cuerpo de Policía Bolivariana del estado Zulia (CPBEZ) adscritos a la Unidad Canina Antidrogas (UCA) detuvieron a los ciudadanos Aquiles Santos Gómez Iguarán y Eduardo Josué Montilla Salas por los delitos de simulación de hecho punible, amenazas, tortura y violación.

El procedimiento se llevó a cabo luego que ambos sujetos se presentaran a la sede de la UCA con intensión de denunciar a un joven de 18 años, luego de procesar la denuncia los oficiales se dirigieron a la casa del presunto antisocial, ubicada en el sector Bajo Seco, Mcpio Maracaibo, donde después de notificarle el motivo de la presencia policial, este informó “que nunca los había amenazado que al contrario él era la víctima”.

Una vez en la sede policial la víctima detalló que Gómez y Montilla junto a dos sujetos más, se aprovecharon de la angustia que poseía por la salud de su progenitora -quien padece cáncer- para a través de engaños en los que le ofrecían la sanación de la señora, inducirlo a participar en ritos de brujería en los que lo sometían a torturas hechas con quemaduras de tabaco además de violaciones que se extendieron a más de un año, ya que según los detenidos eso era lo que exigían los santos para lograr el objetivo.

Así mismo, la víctima aseguró que al notar la falta de respuesta en el pedido “celestial» se alejó de las sesiones, situación que derivó en amenazas de muerte con un arma de fuego “por si se le ocurría denunciarlos” de igual manera profundizó en la denuncia manifestando que en varias ocasiones lo sacaron de su casa para continuar sometiéndolo a las referidas aberraciones

El ciudadano fue llevado al Centro de Diagnóstico Integral de Zapara, donde los médicos informaron que presentaba quemaduras de primer grado en el tórax de dos centímetros de diámetro y heridas en el rostro de tres centímetros, mientras que Gómez y Montilla ahora victimarios quedaron a disposición de la Fiscalía del Ministerio Público.

Los uniformados del Cpbez continúan realizando investigaciones primero para dar con el paradero del tercer implicado y en búsqueda de otras víctimas ya que se presume que se trate de un grupo de depredadores sexuales que aprovechándose del desespero de ciudadanos vulnerables los envuelven para abusar sexualmente de ellos.