El candidato peronista a la presidencia de Argentina Alberto Fernández logró este domingo 47,42% de los votos en las elecciones generales, con 77,75% de las mesas computadas, lo que supondría una victoria en primera vuelta, según los datos del escrutinio provisional.
Por su parte, el actual presidente, Mauricio Macri, cosechó 41,15%. De mantenerse esta tendencia, no será necesaria una segunda vuelta prevista para el 24 de noviembre.
Según el escrutinio provisional, en el tercer lugar quedó Roberto Lavagna, con 6,14 %.
Las votaciones cerraron a las 18:00 (hora local) con 81% de participación, según la Cámara Nacional Electoral.
Para evitar el ballotage, una de las fórmulas necesita alcanzar al menos 45% de los votos, o más de 40% y diez puntos porcentuales sobre el segundo.
El caudal de votos obtenidos en la provincia de Buenos Aires, donde están registrados 4 de cada 10 electores de Argentina se convirtió en la clave de la victoria de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.
Ganó Kicillof. El candidato del Frente de Todos, Axel Kicillof, es el nuevo gobernador de la provincia de Buenos Aires tras alcanzar 52,07% de los votos ante 38,65% de la actual gobernadora María Eugenia Vidal, con 57,39% de las mesas escrutadas.
Poco después de anunciados los resultados provisionales, el presidente Mauricio Macri reconoció el triunfo del peronismo.
“Felicité a Fernández, hizo una excelente elección”, sostuvo el mandatario, que deberá dejar el Gobierno el 10 de diciembre.
El tema principal de la elección en Argentina fue la economía, tras dos años de recesión, con alta inflación. El haber tenido que recurrir a la ayuda del Fondo Monetario Internacional generó costos sociales importantes y se vio reflejado en el resultado de las primarias del 11 de agosto y las presidenciales de ayer.
Fuente: UN
Artículo Anterior Artículo Siguiente