**La desproporción detectada por la Misión de Observación Electoral forma parte del fraude que pretenden legitimar par que gane la derecha colombiana**
 
 De acuerdo con investigaciones de la Misión de Observación Electoral (MOE), se detectaron varias inconsistencias durante la evaluación que hace el organismo, en marco de las elecciones presidenciales del pasado 27 de mayo.

La anomalía, fue reportada por su directora, Alejandra Barrios Cabrera, al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Según los resultados de la investigación, los departamentos que más municipios tienen con desproporción entre el censo poblacional y electoral son: Antioquia y Boyacá con 13 municipios cada uno; Santander con 9 y Cundinamarca con 7 municipios.

“Si el censo poblacional es correcto y es cierto que hay más personas registradas para votar que habitantes en un municipio, estaríamos ante la evidencia de trashumancia electoral. Si por el contrario es incorrecto, ya que es el resultado de una proyección poblacional que por su naturaleza no puede considerar fenómenos imprevistos, sería necesario estimar las diferentes afectaciones que se tendría en cada uno de estos municipios una vez se conozca el dato real”, señaló Barios Cabrera.

En este sentido, Alejandra Barrios Cabrera, directora de la Misión de Observación Electoral, “esta no es una anomalía nueva. Desde 2014 la MOE ha venido señalando las inconsistencias entre los datos de población y el censo electoral. Para las elecciones de 2014 la MOE encontró 69 municipios donde el censo electoral superaba la población proyectada por el DANE. Para el 2015 ya eran 96 los municipios y según el último censo electoral este fenómeno se presenta para 82 municipios en 18 Departamentos”.

Una vez más sale a relucir las inflexiones en el sistema comicial neogranadino, lo que deja claro que el candidato Gustavo Petro, tiene una gran lucha para hacerse con la banda presidencial de Colombia.
Redacción Lechuguinos