La obra incrementará la actividad turística nacional e internacional y fortalecerá el sistema de transporte público de los habitantes del estado Vargas y el Distrito Capital

Caracas, 19 de noviembre de 2018.- 
Corresponsalia Caracas


Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA), a través de su filial Ingeniería y Construcción (IyC) participa en la edificación del Sistema Teleférico del Litoral Warairarepano-Macuto, mediante la prestación del servicio de Gerencia Técnica e Inspección de este proyecto que presenta 50% de avance físico.

José Gregorio Rojas, presidente de la empresa Venezolana de Teleféricos, C.A. (Ventel), adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Turismo, destacó que esta empresa es la única designada por decreto presidencial para la administración, ejecución, construcción y diseño de todos los sistemas teleféricos en el país.

“Para nosotros el personal de PDVSA IyC ha sido un baluarte, porque ha demostrado talento y profesionalismo desde que asumió la Gerencia Técnica e Inspección; no solamente en esta obra, sino con la culminación exitosa del Sistema Teleférico Mukumbarí, en el estado Mérida, inaugurado en el año 2016”, afirmó Rojas

Es importante destacar que los profesionales de PDVSA IyC además de participar en el desarrollo de proyectos que corresponden directamente a los procesos medulares de la industria petrolera, se encuentran brindando sus servicios en la planificación y ejecución de obras de carácter no petrolero que fortalecen al sector productivo nacional.

Tal es el caso del Sistema Teleférico del Litoral Warairarepano–Macuto, que representa al Sector Turismo, noveno de los 15 Motores de la Agenda Económica del Gobierno Revolucionario, impulsada por el presidente Nicolás Maduro, y que además, conectará a la ciudad Capital con el estado Vargas, en 45 minutos aproximadamente.

Asimismo, el talento humano de esta filial comparte experiencia de trabajo con los equipos de Inversiones Alfamaq, encargados de ejecutar la obra civil del teleférico, mientras que la empresa austríaca Doppelmayr, lleva adelante el proceso electromecánico (sistema, cables, motores, cabinas, mantenimiento y comunicaciones).

La estructura de esta obra se desarrolla en los espacios del Parque Nacional Waraira Repano, a una altura de 2.115 msnm. Está ubicada en la cadena del Litoral de la Cordillera de la Costa del país, a lo largo del Distrito Capital, al norte del estado Miranda y sur del estado Vargas.

Avances significativos

Este nuevo sistema está dividido en dos tramos: el primero corresponde a la vertiente Sur Maripérez-Warairarepano (sistema de carga) que contará con dos estaciones: Maripérez, Warairarepano y 8 torres.

El segundo tramo se levanta del lado norte Warairarepano-Macuto (sistema de transporte masivo y de turismo) con cuatro estaciones modernas: Warairarepano, La Hacienda, San José y El Cojo, además tendrá 38 torres.

En la ruta del tramo norte se conservarán las estaciones antiguas San José y El Cojo, construidas durante el mandato de Marcos Pérez Jiménez; mientras que la línea y las estaciones de La Hacienda y Warairarepano, serán completamente nuevas.

En este sentido, José Gregorio Zerpa, gerente del proyecto por PDVSA IyC,  indicó que el tramo Warairarepano–Macuto, tiene un trazado de 7,6 Km y  actualmente se encuentra en la fase de construcción de obra civil, con 26 torres culminadas y 12 por iniciar. Del lado Maripérez – Macuto, dos torres ya fueron finalizadas, dos están en construcción y cuatro a la espera de sobrevuelo de helicóptero.

Vale destacar que el ingeniero Zerpa, cuenta con cinco años de experiencia en la Gerencia Técnica e Inspección en la obra de modernización del Teleférico Mukumbarí, el más alto y largo del mundo en su estilo. Ahora, asumió una nueva responsabilidad en el proyecto Warairarepano-Macuto, junto a un equipo multidisciplinario de la filial, con el objetivo de llevar a feliz término esta obra que trasladará a propios y visitantes a la montaña, playa y ciudad.

El Sistema Teleférico Warairarepano-Macuto será de tipo mono cable, tendrá 125 cabinas con capacidad para ocho personas cada una y un recorrido de 7,6 kilómetros, correspondiente al tramo norte.

La primera prueba piloto inició con la estación El Cojo, ubicada en Macuto, donde se instaló el sistema electromecánico y realizó el montaje parcial del fuste de la Torre 18 en la estación San José, con una medida de 15 metros de altura, hecho de material de acero galvanizado. Esta estación se remodeló ajustada a las condiciones establecidas por el Instituto de Patrimonio Cultural.

Andrés Marín, habitante de Galipán y uno de los trabajadores que participó en la construcción del antiguo teleférico Macuto, inaugurado en la década de los 50, manifestó su agradecimiento al Gobierno Bolivariano por hacer posible esta nueva obra moderna.  “Nosotros estamos preparados para recibir a todos los turistas que nos visiten”, enfatizó.

Aporte del talento humano de PDVSA IyC



La prestación de servicio acordada entre PDVSA IyC y Ventel para la construcción del Teleférico Macuto, consiste en la coordinación, ingeniería, aseguramiento de la calidad en todas sus disciplinas: Civil, Mecánica, Electricidad, Procesos, Ambiente, Seguridad Industrial e Higiene Ocupacional (SIHO), así como en otras actividades relacionadas con Planificación y Control.

Una de las primeras actividades que realizó el equipo multidisciplinario de esta filial, consistió en verificar el cumplimiento de la legislación ambiental, permisos otorgados por el Instituto Nacional de Parques (Inparques),  Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Agua (MINEA), así como los Decretos: Zona de Seguridad, Patrimonio Histórico y la Reglamentación de Uso, entre otros.

Sandra Correia, coordinadora de SIHO de PDVSA IyC, explicó que la inspección en área consiste en velar por el cumplimiento del Plan Especifico del Proyecto, de acuerdo con la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat) y su Reglamento Parcial, así como las Normas Covenín entre otras.

El trabajo de mayor riesgo que han enfrentado los trabajadores hasta los momentos ha sido el desmontaje del cableado del antiguo sistema teleférico Macuto, específicamente en la estación vieja Warairarepano, El Cojo y la demolición controlada con explosivos de las primeras fundaciones de la estación San José.

“Para mí ha sido un honor participar en esta obra emblemática para el país, la cual requiere de mucha destreza por las dificultades que implica estar en la montaña, los riesgos al trabajar en las alturas y pendientes pronunciadas, la ubicación de torres en zonas de difícil acceso y los cambios climáticos extremos”, acotó Correia.

Asimismo, Kismalu Ochoa, inspectora de Ambiente de la filial, manifiestó que “es todo un reto formar parte del personal que inspecciona el componente ambiental del proyecto y velar porque se cumpla la normativa ambiental vigente con la rigidez que implica un Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE)”.

Por su parte, Claudia Aguilera, coordinadora del Aseguramiento y Control de la Calidad en la Construcción, explicó que una de las responsabilidades que tienen los profesionales de PDVSA IyC es la de revisar y asegurar que todos los materiales usados en la obra estén fabricados bajo las normas de calidad exigidas a escala nacional e internacional.

De esta manera, Aguilera indica que se lleva el control de la entrada de materiales, cabillas, cemento, así como toda la preparación de terreno, los agregados, medidas para las piedras picadas, ensayo del agua para garantizar que el concreto no se deteriore con el pasar del tiempo y no cause daños a futuro en las diferentes fundaciones de las torres y estaciones, entre otros.

Sumado a ello, en el tramo norte del teleférico, se debe realizar un tratamiento más exhaustivo contra la corrosión a los materiales de construcción y electromecánicos, por su cercanía al mar.

“Me siento satisfecha con el trabajo que hemos realizado en la obra. Hemos estado hasta la madrugada supervisando vaciados con un frío que taladra hasta los huesos. Pese a muchas dificultades propias de la montaña nosotros tenemos todo el ánimo de seguir adelante porque esta construcción es muy interesante, es un aprendizaje día a día”, manifestó Aguilera.

La ejecución de la obra del nuevo teleférico Warairarepano–Macuto, se encuentra en la fase de obra civil, específicamente en la superestructura; luego vendrá la fase electromecánica que implica colocación de  torres, poleas y tendido del cable.

La obra del Sistema Teleférico del Litoral Warairarepano–Macuto, se inició en junio de 2014, sin embargo tiene una prórroga de ejecución debido a factores como las condiciones topográficas propias del Parque Nacional Waraira Repano y los tiempos de traslado de equipos y materiales de construcción en helicóptero.

Al respecto, José Gregorio Rojas, presidente de Ventel, estima que aproximadamente en 2 años se culminará satisfactoriamente este teleférico;  aunque cuenta con un avance significativo, los trabajos dependerán de las dificultades del terreno donde se desarrolla la obra que generará un nuevo ingreso de divisas a la Nación.

Con la prestación de servicio de la Gerencia Técnica e Inspección en el desarrollo de este proyecto, PDVSA reafirma su compromiso de seguir impulsando obras en beneficio del pueblo, que permitan avanzar hacia la Venezuela Productiva como lo ha instruido el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro.