Prensa Minería/Karina Depablos.- 
Berakah es el nombre de la nueva planta de procesamiento de oro que, a partir de junio de 2019, sumará 600 kilos de oro a la producción anual del Arco Minero del Orinoco. Este jueves 14 de febrero, el ministro del Poder Popular para Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, inspeccionó la instalación de este complejo y  constató un avance de 70 %.
El ministro Cano informó que Berakah es una de las 54 plantas con tecnologías auríferas “ecoamigables” que, actualmente, instala el Gobierno venezolano al sur del Orinoco.
“El Motor Minero continúa trabajando para construir un modelo económico productivo, pero en armonía con el ambiente; nuestro compromiso es preservar el patrimonio natural de los venezolanos y las venezolanas. Esta planta de procesamiento aurífero, ubicada en Los Guacamayos, municipio Piar, estará activa en junio próximo”, manifestó.
En tal sentido, el titular de la cartera de Minas aseguró que la Planta de Procesamiento de Oro Berakah tendrá una capacidad de procesamiento de 1000 toneladas día de material aurífero primario y de arenas residuales, estas últimas provenientes de la minería artesanal.
“Es una planta minera con tecnología de última generación. En la inspección de hoy, especialistas de Ambiente y de Minas nos acompañaron para verificar la estricta aplicación de las normas y los protocolos que corresponden a la adopción de tecnologías auríferas con menor impacto ambiental, tal como lo ha solicitado el presidente Nicolás Maduro”, expresó.
Juventud incorporada como fuerza productiva minera
Sobre el horizonte científico-técnico, Miguel Conde, representante de Berakah, notificó que esta planta cuenta con laboratorios mineros especializados, así como con un colectivo de profesionales egresados de las mejores universidades del país, que están capacitados y comprometidos con el bienestar del estado Bolívar y de todo el país.
“La mayoría de nuestros trabajadores son jóvenes oriundos de la zona, que reciben nuestro apoyo en los procesos de formación en el trabajo. Esta planta es una prueba de que nosotros, como empresarios privados, queremos seguir invirtiendo en este país, queremos trabajar por el bienestar de la gente, y estamos apostando a nuestra Venezuela y a su soberanía”, indicó.