Prensa Ministerio Publico 
Ante las pruebas presentadas por el Ministerio Público, fue condenado a 24 años y tres meses de prisión José Gregorio Arroyo, tras ejercer violencia física y sexual contra su expareja.
El hecho fue detectado el 7 de abril de 2018 en San Carlos, capital del estado Cojedes.
El citado día, la dama estaba en la residencia de una vecina, cuando Arroyo irrumpió para propinarle varios golpes y patadas. Posteriormente, escapó del lugar, mientras la víctima fue trasladada al Hospital Egor Nocete en San Carlos para recibir la atención médica correspondiente.
Al día siguiente, la mujer acudió ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para denunciar la agresión. Los exámenes forenses practicados a la mujer confirmaron que había sido víctima de abuso sexual en reiteradas ocasiones, además relató que había sido amenazada por su expareja.
Adicionalmente, la dama estaba embarazada, producto del último abuso cometido una semana antes de esta agresión.
Arroyo fue detenido el 8 de abril por una comisión del Cicpc dentro de su residencia, ubicada en la Urbanización Margarita de San Carlos y fue puesto a disposición del Ministerio Público.
Durante el juicio, la Fiscalía 7ª del estado Cojedes confirmó la acusación contra el hombre por los delitos de amenaza, violencia física y violencia sexual, en perjuicio de la fémina.
Ante los medios de prueba expuestos por la representación fiscal, el Tribunal 1º de Juicio de Cojedes dictó la precitada condena contra Arroyo y ordenó su reclusión en el Centro de Formación del Hombre Nuevo "El Libertador", ubicado en Tocuyito, municipio Libertador del estado Carabobo.