Personal ejecutivo de Apple, informó que tienen planeado abrir las puertas de más de una centena de sucursales en todo el territorio estadounidense, no obstante, especificaron que para hacer esto, llevarán a cabo medidas preventivas, tales como recibir el pedido en la puerta del establecimiento para que los clientes no se concentren en un lugar cerrado y así evitar que la pandemia siga creciendo en sus compradores y personal.

Desde el primer momento que la pandemia comenzó a paralizar el mundo, Apple optó por cerrar la totalidad de sus tiendas, pero con el paso de los días, han ido mejorando las cifras médicas y de contagio, por lo que ha decidido volver a abrir una parte de sus tiendas físicas en Estados Unidos.

Algunas de ellas son las tiendas en los estados de Alaska, Idaho y Alabama, en Estados Unidos. Sede de la compañía de la manzanita.

Las medidas sanitarias que deberán cumplir quienes desees entrar en una tienda Apple
Para cumplir con el aislamiento social, esas tiendas que decidan permitir la entrada de clientes al establecimiento, tendrán que someterse al igual que los empleados a pruebas de temperatura corporal y deberán usar tanto mascarilla como guantes previamente a ingresar.

Sin ser suficiente, también serán establecidas reglas de distanciamiento entre clientes, tomando en cuenta la cantidad de personas que estén presentes dentro de la tienda en un mismo momento. La compañía Apple hizo la advertencia de que esto podrá generar retrasos en las filas de personas para pasar al recinto tecnológico.

Los clientes podrán manipular los dispositivos antes de adquirirlos

Muchos creían que cuando este tipo de tiendas reabrieran, los compradores de insumos tecnológicos tendrían prohibido manipularlos, pero todo señala que en las tiendas Apple, se podrán tocar los dispositivos de exhibición, igual que como se hacía antes del cierre por cuarentena preventiva.

Aparentemente, esto supone un riesgo, debido a que el Coronavirus, tiene la capacidad de sobrevivir en distintas superficies por un tiempo bastante largo.

Ante esta situación, Deirdre O´Brien, jefa de retail de la compañía Apple, señaló en un comunicado oficial que, “A lo largo del día, estamos implementando un mecanismo de limpieza profunda y mejorada, con especial énfasis en las superficies, los dispositivos exhibidos y las áreas más transitadas del local”.