#DéjameContarte que éste es uno de mis contenidos temáticos de mis seminarios motivacionales y conferencias, que me gustaría compartir brevemente en unos tips que pudieran servir como orientación ante el contexto apocalíptico mundial en el que estamos inmersos 

La IMPRESIÓN SOCIAL que mucha gente quiere dar a través de las redes sociales generalmente lleva inmersa un interés personal, por ganar likes, seguidores, generar una matriz de opinión, guiar conductas; dar una apariencia, bien sea con fines egocéntricos, religiosos, económicos, políticos, entre otros. 

Alguien puede subir una imagen en las redes para "APARENTAR SER", pero la realidad ¿cuál es? Se requiere de un ingrediente fundamental: AUTORIDAD MORAL y esa virtud no se aprende en la universidad, ni se logra con jerarquías, cargos políticos, títulos, poder económico o imposiciones, se alcanza a través de la práctica diaria de valores, siendo ejemplar y actuando con integridad. Entiéndase por #INTEGRIDAD como la coherencia entre lo que se piensa, lo que se dice y lo que se hace, dicho en criollo: No teniendo cola de paja para que no se queme. 

Supongamos; si yo ejerzo mis funciones y estoy clara en lo que estoy haciendo durante mi proceso, no aceptaría que nadie me desautorice. Pero, si mi actuación durante ese proceso es inadecuada, sin transparencia, no tendré argumentos sólidos para sostener mi posición como profesional en el área y deberé callar, hacerme cómplice, efectuar críticas destructivas, o ir quejándome por todo y lo peor: buscando a quién culpar. 

Cuando se habla de lo "moral" en este caso se refiere a lo correcto e incorrecto, por eso el término está estrechamente ligado a la práctica de la #justicia y la #ley para lo que se requiere #ética, control y dominio de las #emociones. 

Cuando se abusa del derecho que otorga alguna posición de autoridad, se tiende al #autoritarismo que envanese, independientemente de área donde se practique. 

Entonces, si desean dar una EXCELENTE IMPRESIÓN SOCIAL, no basta una fotografía y un mensaje bonito, comience por escuchar con empatía, sea buen ejemplo, practique lo que predica, diga siempre la verdad, deje de sembrar odio, no se haga cómplice de lo incorrecto, deje de generalizar, discriminar y ofender para que no termine causando una impresión contraria a la que desea aparentar y principalmente, actúe con honestidad, no sea que se acerque mucho a la candela y termine con la cola de paja quemada. 

Deisy Viana