De la pelotica de goma, la chapita y las caimaneras. De ahí viene Fernando.

Del juego improvisado y el saludo cordial: «¿Cómo están por aquí? ». De ahí viene Fernando.
De comer al lado de un fogón, de trabajar la tierra y cultivar voluntades. Ese es Fernando.
 Fernando José Ríos Córdova nació el 22 de junio en 1990 en el hospital Francisco Urdaneta Delgado de Calabozo, estado Guárico. Sus padres Doroteo Ríos y  Milvida Córdova: ambos trabajadores incansables, luchadores y honestos.

De hablar pausado, metódico y conversador.

Su crianza se desarrolló en el populoso barrio La Trinidad: allí aprendió de la amistad, solidaridad y compañerismo. En ese mismo territorio forjó su carácter y allanó caminos de superación.
Las calles de La Trinidad han visto  caminar a Fernando José;  ese territorio lo enseñó a defenderse de la rudeza de la independencia. Entre paso y paso creció. Desde su infancia tiene  como principal referente a su padre.

Fernando creció en el fragor de  la cultura de un pueblo aguerrido: de dar abrazos los 31 de diciembre,  de divertirse con la  Quema de Judas y de juntarse en Carnaval.
Desde muy joven ha sido aficionado al deporte y fanático del equipo de fútbol Arroceros de Calabozo. Le gusta la lectura y la música llanera. 

Sus primeros años escolares los cursó en la escuela Pedro Chacín. El bachillerato los realizó en los liceos Francisco de Miranda y Alejandro Humboldt en Calabozo. Una vez culminado sus estudios se inscribió en el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) como aprendiz de administración, en donde se graduó con honores y de primero en su promoción

Con su evidente vocación por la política dirigió varios centros de estudiantes; organizó, motivó y ganó.

Se desempeñó en varios trabajos antes de incursionar en estudios de derecho en la Universidad Rómulo Gallegos en San Juan de Los Morros, de la que egresó hace siete  años y se enfiló como docente de esa casa de estudios.

A pesar de ser un hombre dedicado a sus estudios, Fernando José  Ríos nunca se ha desvinculado de su comunidad guariqueña; desde los 18 años se hace militante de la gloriosa Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela hasta alcanzar responsabilidades como  comisionado de Relaciones Internacionales, Movilización  y luego enlace estadal.

Desde niño asistía a las reuniones del Movimiento V República (MVR) junto a su padre, por lo que se interesó en afianzar en Guárico los valores socialistas impulsados por el comandante Hugo Chávez. Esa incidencia partidista se refleja cuando decide postularse como candidato a la Asamblea Nacional Constituyente logrando obtener el más alto respaldo popular en el territorio.

Compromiso patrio


El joven conocedor de las leyes también tiene estudios en Filosofía de la Guerra de la Universidad Militar de Venezuela, una maestría en Ciencias de la Dirección y una especialización en Derecho Administrativo.

Actualmente es vicepresidente de la JPSUV para la región Guárico y Apure. Es responsable de la comisión nacional de Agitación, Propaganda y Comunicación de la mencionada organización juvenil del país.

En los últimos años el también joven militante de las causas bolivarianas ha llevado la defensa de Venezuela a distintas partes del mundo destacando su irrefutable argumentación y sentimiento venezolanista. Por ejemplo, en Cuba y México denunció el bloqueo genocida que existe en contra de la nación.

Este año fue condecorado por el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello con la orden Puente de las Tienditas, como reconocimiento a su lucha por la defensa de la soberanía nacional en el estado Táchira.

Con todo el esfuerzo que ha caracterizado su andar, Ríos es el principal candidato a la Asamblea Nacional 2021-2026, por el circuito uno de Guárico. Este joven y humilde revolucionario aspira convertirse en uno de esos nuevos diputados que rescatarán el Poder Legislativo en manos de la derecha, con el fin de ponerlo a favor del pueblo.

Fernando Ríos es; confianza en el presente o como diría su abuela materna Rosa Sevilla de Córdova: un muchacho echado pa' lante.