Los Aeropuertos

Fredy Zarichta

Yo creo que no exista persona, niño, joven o adulto que no sienta cierta atracción por los aviones y aeropuertos, es típico, es el encanto de un niño ver el despegar o aterrizar de un avión, mucho más lo es volar dentro de él y ver desde las alturas como pasan por sobre el már o las montañas.

¿Y por que no? A un adult mayor como yo, me fascina abordar un avión, soy un amante de esta experiencia, en algunas ocasiones tuve la oportunidad de hacer viajes de hasta 20 horas, y en vez de llegar cansado, llegaba alegre.

El estado Mérida cuenta con dos aeropuertos el Alberto Carnevalli en la ciudad capital de esta entidad y el aeropuerto Juan Pablo Pérez Alfonzo en el Vigía, éste segundo comparte fines militares y civiles engranado con la Base Aérea Militar de la región, aspecto que no muchos conocen, pero que no escapa de estar previsto para operaciones estratégicas de defensa, que permitan contrarrestar cualquier ataques de cualquier enemigo que esté al asecho de Venezuela.

Respecto al aeropuerto Alberto Carnevalli de la ciudad de Mérida, desde hace un buen tiempo cerró, y no se dieron concretas explicaciones del por qué, más allá de hacer referencia a la caída de un avión de Santa Bárbara Airlines en febrero del 2008, lo que para muchos ese trágico accidente lamentablemente fue ocasionado por un error humano.

Ahora, ambos aeropuertos representan gran importancia para Mérida y el país, por su aporte al motor turístico que permitan la movilidad de propios y visitantes, tanto nacionales como internacionales.

No es hora de inventar chanchurrios como los que hizo Marcos Díaz Orellana con la MIA para robarse dinero, esta sinvergüensura no se puede permitir nunca más.

Por eso Jehyson y Jesús muy pendientes y atentos con los fanfarrones que quieran llegar a pintarles planes. En sus manos está junto al estado y a la empresa privada una oportunidad histórica para darle a esta ciudad el paso a la incorporación de intercambios aéreos que actualmente le dan a Venezuela la posibilidad de ser un potencial aéreo por ser un país con una ubicación estratégica continental.

Caso específico, por ejemplo, el intercambio comercial con Rusia el cual entra en esas posibilidades y que ha puesto a disposición de Venezuela diversidad de vuelos, en los que podría incorporarse Mérida como destino turístico y comercial.

El aeropuerto Juan Pablo Pérez Alfonzo en el Vigía tiene la capacidad de recibir aviones de gran envergadura, donde además de traer pasajeros de distintas partes del mundo, se puede convertir en un receptor de mercancía de todo tipo, intercambio que puede compensarse con productos y mercancía de origen nacional.

Países como Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Polonia Alemania tienen una demanda de flores extraordinaria, al igual que Ecuador y Colombia , otro rubro con calidad de exportación es el café y el Cacao, esta región cuenta con zonas con gran material y producción diversa que puede ser vendido al exterior, lo que generaría mayores fuentes de empleo así como la adquisición de divisas.

Es la oportunidad… ya no hay tiempo de planificar a tan largo plazo, pongamos esos aviones a volar e incluso se podría comprar a Rusia una pequeña flota aérea con fines turísticos.

Allí tienen queridos amigos una gran oportunidad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente