El presidente Nicolás Maduro anunció este miércoles 3 de marzo, ante la detección de casos de contagio de la nueva variante brasileña de coronavirus en algunas zonas de Venezuela, que debido a su agresividad y alta peligrosidad por su carga viral de mayor mutación, que se llevará la vacunación en donde sea detectada esta variante.

El jefe de Estado venezolano, acompañado de la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, la ministra de Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, y el ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, señaló que esta mutación proveniente de Brasil, obligó a informar de manera inmediata a la población venezolana y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El presidente Maduro informó que los casos se encuentran en el estado Miranda, Nueva Casarapa; las parroquias caraqueñas 23 de Enero y El Junquito; en La Guaira y en el estado Bolívar. Los 10 pacientes actuales están hospitalizados y aislados, y se inició el estudio científico y epidemiológico de todos los vínculos a estas personas en su entorno, familiar, laboral y social.

“Por la virulencia y gravedad de esta variante estamos obligados a tomar medidas especiales. Estamos comunicándonos con la OMS y OPS y quería alertar a los venezolanos, hombres y mujeres y las familias, ha llegado esta variante y tenemos que cortar las cadenas de contagio de esta variante”.

El mandatario agregó que la magnitud de esta presencia virulenta está siendo atacada desde ya con seguimiento biosanitario, pruebas PCR, hospitalización y aislamiento de los casos positivos.

“Es la repetición de lo que vivimos hace un año cuando apareció la COVID-19”, comparó, pero advirtiendo que la carga viral de la nueva mutación es aún mayor.

“Esta variante tiene más carga viral y es por tanto más peligrosa y más grave y por todos los datos que manejamos por la evolución de la pandemia en Brasil, ha colapsado el estado de Roraima, como supimos, y ahora tiene colapsado en una tercera ola espantosa en Brasil”, enfatizó el presidente Nicolás Maduro.

“Es una mutación de la COVID-19 que está haciendo mucho daño en Brasil y la hemos detectado ya en Venezuela”, alertó el presidente, advirtiendo que no quiere crear alarmas, pero las autoridades venezolanas tomarán medidas más estrictas para cortar las cadenas de contagio de esta mutación proveniente de Brasil.

El presidente Maduro señaló que las autoridades extremarán los procedimientos y las pesquisas estarán orientadas a buscar los casos para cortar la cadena de transmisión de la cepa brasileña.

Maduro anunció acciones extraordinarias y especiales en función de detectar dónde existirían otros casos, medidas de protección de la comunidad y alertas al pueblo sobre la necesidad de redoblar las medidas de prevención en las zonas hasta ahora detectadas, y redoblarlas en todo el país, hasta determinar el impacto que tiene la llegada de esta amenaza brasilera, más virulenta, más agresiva, con mayor carga viral y mayor capacidad de transmisión de contagio.



Finalmente, el jefe de Estado venezolano propuso a la Comisión Presidencial y al Comité Científico una vacunación específica y focalizada en las zonas donde se haya detectado esta variante o mutación brasilera, como medida especial a considerar para las próximas horas.